La importancia de las grasas en nuestra alimentación

Artículo publicado el Viernes septiembre 26, 2014 por admin

foto6

 

Las dislipidemias son las enfermedades relacionadas con el mal manejo de las grasas en nuestro organismo, como el colesterol, y los triglicéridos. En Yucatán, el 37% de los yucatecos entre 20 y 65 años de edad las padecen, y en la gran mayoría de los casos se acompañan de sobrepeso y obesidad. Es importante mencionar que el cuerpo necesita de cantidades específicas de estas grasas para poder llevar a cabo sus funciones adecuadamente, tales como la producción de hormonas, protección de órganos, producción de jugos biliares, y llevar a cabo una buena función cerebral, ente otros.

Las grasas deben incluirse en la dieta diaria para cubrir nuestros requerimientos tanto de lípidos como de vitaminas liposolubles como la D, y E, que las encontramos en productos como la leche, cacahuates, mantequilla, etc. Entre el 25 y el 30 % de las calorías de nuestra dieta deben provenir de las grasas, pero esto no significa que debemos agregarle grasa a nuestros alimentos. Cada alimento contiene cantidades de grasa, y si nos preocupamos por llevar una dieta equilibrada, adecuada, y completa, estaremos cubriendo nuestro requerimiento. Ahora, debemos evitar consumir grandes cantidades de grasas saturadas que encontramos en los alimentos de origen animal, ya que son las que contienen colesterol, y pueden provocarnos una dislipidemia.

Las personas que padecen o tienen riesgo de padecer una dislipidemia, deben moderar su consumo de grasas saturadas, así como de azúcares simples, harinas refinadas y alcohol, ya que estos tres últimos pueden ocasionar niveles elevados de triglicéridos en la sangre. Por lo tanto se deben preferir las grasas de origen vegetal, como el aceite de olivo, maíz, canola, girasol, etc., y se deben preferir hidratos de carbono complejos como productos integrales, y altos en fibra en lugar de harinas blancas y productos azucarados.

Otro factor que nos ayuda a controlar o disminuir nuestros niveles de colesterol en sangre es el ejercicio físico, ya que este eleva nuestros niveles de colesterol HDL (o colesterol bueno). Este colesterol HDL, es el encargado de movilizar y disminuir los niveles del colesterol LDL (colesterol malo). Para lograr esto debemos realizar ejercicio físico al menos 30 minutos diarios, 5 días por semana.

Por otra parte también es necesario llevar una adecuada alimentación, consumiendo productos integrales, y siempre consumir al menos 5 frutas y/o verduras al día, así como consumir pescado al menos 5 veces al mes.

Recuerda que las enfermedades crónico-degenerativas como las dislipidemias son enfermedades silenciosas que muchas veces no nos muestran síntomas, hasta que aparecen las complicaciones, y en estos casos se trata de infartos y embolias principalmente.

M. en C. Rodrigo Silveira Puig, Nutriólogo Certificado